Presupuesto de MatrimonioTradicionalmente, la costumbre es que los padres de la novia son quienes pagan la mayoría de los gastos de la boda. Sin embargo, hoy en día estas costumbres se han vuelto más flexibles, dado el caso en que los padres de la novia no estén en capacidad suficiente de pagar una celebración demasiado grande; situación en la que los gastos se pueden dividir entre los padres de ambos.

Otra escenario se da cuando la novia, o en general los novios, no son muy jóvenes y son financieramente autosuficientes; en este caso se espera que ellos corran con la mayoría de los gastos. De hecho muchas parejas pagan la totalidad de la celebración por ellos mismos. En algunos casos se da una combinación de aportes, e incluso a veces familiares de la pareja contribuyen con algunos aportes.

Por lo general hoy en día la decisión de la forma en que se deben distribuir los gastos del matrimonio es un consenso al cual se llega como pareja, y pueden estar determinados por el tamaño de la reunión y la situación económica de las partes. Es importante que este punto sea uno de los primeros a discutir para evitar malentendidos o inconvenientes durante la planificación del matrimonio.

Las forma tradicional de quién debe pagar cada cosa en el matrimonio es un buen referente y punto de partida para discutir sobre la distribución de los gastos. Por lo cual acá te la describimos.

La novia y los padres de la novia:

Las invitaciones, participaciones y notas de agradecimiento. Una reunión con las madrinas y detalles para ellas.  La fiesta de compromiso. La entrega de regalos. El último shower que ofrece la mamá de la novia. El vestido de la novia y los accesorios. El bouquet y los vestidos de las damas de honor y los pajecitos. El peinado, maquillaje, baño de luna o cualquier otro tratamiento de belleza para la novia.  Todos los costos de la recepción como comida, bebidas, ponque, decoración, flores, música y entretenimiento. Las fotografías y vídeos de la ceremonia. Los recordatorios. Los trajes de etiqueta de los padres de la novia.

El novio y los padres del novio:

El anillo de compromiso y las argollas de matrimonio. La ceremonia incluidos el alquiler de la iglesia, el oficiante, la decoración de la iglesia y músicos durante la ceremonia. El registro civil de matrimonio. El atuendo del novio. La serenata de la entrega de regalos. El primer shower que ofrece la mamá del novio. El transporte de la novia (Carruaje, limosina, etc.). El bouquet de la novia. Los trajes de etiqueta de los padres del novio. Bouttoniers para los padrinos. La noche de bodas. La luna de miel.

Adicionalmente las madrinas y padrinos pagan por las respectivas despedidas de soltero.

(0)

Fecha ideal para tu bodaLas consideraciones que las parejas deben tener para definir la mejor fecha de matrimonio son varias. El primer aspecto en el cual una pareja piensa es en darse un tiempo prudencial para organizar un matrimonio buscando que coincida con diferentes aspectos de sus vidas en particular.

Entre estos aspectos esta por ejemplo que la fecha coincida con un día importante de sus vidas, como una fecha de aniversario o algo similar. También es importante tener en cuenta las disponibilidades de tiempo que los novios puedan tener por asuntos laborales o por estudio, ya que algunos buscan aprovechar las vacaciones como un momento ideal; es posible que se tenga programada una cirugía o se estén realizando un procedimiento que se le quiera dar espera, como un tratamiento dental o algo por el estilo; puede ser la enfermedad de un familiar o la disponibilidad en general de un tercero quien sea importante que este en el matrimonio como los padres, amigos u otra familia; y en general cualquier situación personal que deba ser tomada en cuenta para definir la fecha.

Muchas parejas tienen algunas ideas más claras de su matrimonio incluso que su propia fecha, como el lugar o la iglesia donde se desean casar, o el sitio donde desean realizar la recepción. Si esto es así, es importante tenerlos en consideración ya que algunas veces la iglesia o el salón de recepciones no tienen la disponibilidad, por lo que se pueden enfrentar a la decisión de cambiar su fecha de matrimonio o de lugar para realizarlo.

En algunos casos el clima y las estaciones pueden ser importantes a tener en consideración al escoger una fecha, si desean casarse al aire libre una época de lluvias puede no ser la más ideal, al igual que puedan desear evadir una temporada de invierno dependiendo el lugar donde van a realizar su matrimonio, a menos que efectivamente esa temporada sea la que estén buscando. Unas consideraciones similares a las anteriores se pueden tener al pensar en el sitio de la luna de miel, más aún si esta es inmediatamente seguida del matrimonio, ya que la mayoría de parejas desean encontrarse con climas cálidos al momento de viajar.

(0)

Lista de Invitados al MatrimonioRealizar la lista de invitados puede ser una tarea agradable o convertirse en la peor de todas las que realices para organizar tu matrimonio. Te enfrentarás a la decisión de cuántas personas debas invitar, cuántas de tu parte, cuántas de parte del novio, cuántas de parte de los padres de los dos, cuántos familiares, cuántos amigos, cuántos compañeros de trabajo, y otros cuántos más que por lo general son muchos cuantos a la hora de ajustar tu presupuesto, haciendo que la tarea se convierta en decidir a quiénes no vas a invitar.

Acá te damos consejos de cómo hacer tu lista de invitados y algunos consejos y consideraciones al momento en que tú y tu pareja se sienten a realizarla.

Probablemente a esta instancia ya tienen definido una primera idea del tipo de la boda que desean, si es una con muchos invitados, o si es una íntima solo con personas cercanas.

Un primer buen consejo es realizar dos listas de invitados, una denominada lista A y una segunda denominada lista B. En la primera lista, la A, podrás poner a todas aquellas personas que consideras indispensables que estén junto a ti y a tu novio el día de la boda y a aquellas personas a quienes no puedes dejar de invitar; empieza por tus padres y los padres de tu novio, tus hermanos y hermanas así como los de tu novio, los padrinos y finalmente la gente más cercana. En la lista B puedes poner todas aquellas personas que desearían estén con ustedes el día de su matrimonio pero que por diferentes razones como presupuesto o tamaño de la fiesta, podrían decidir no invitar.

Las personas que marcaste en la lista B podrían pasar a la lista A por algún ahorro en tu planeación que te permita invitar más personas, o por una contribución adicional o decisión del aumento en el presupuesto de tu boda. Por lo general y dependiendo el tamaño de la lista, no toda las personas que invites estarán en capacidad de acompañarte, tal vez solo de un 80% a 90% de los invitados aceptará la invitación, por lo que a la medida que alguien te diga que no asistirá podrás ir sustituyéndolos por personas de la lista B, o desde un inicio aumentar tu lista de un 10% a 20% teniendo esto en consideración.

Deben hallar una solución para dividirse el número de invitados que cada novio y los padres de cada uno tienen para invitar. El peso en la decisión de quienes deben ser invitados a la fiesta está relacionada con quienes están aportando para su realización, en medida que tus padres estén aportando más recursos de igual manera tendrán más derecho a sugerir personas para la lista de invitados. Pídanles a cada uno de sus padres que les den una lista de personas de quienes ellos desean invitar de acuerdo al tope que establecieron.

Las consideraciones para elegir al resto de los invitados están relacionadas con el tipo de fiesta que eligieron, si íntima o de gran tamaño; con el presupuesto con el que cuentan; con el tamaño de sus familias; y con algunos aspectos logísticos como por ejemplo el tamaño de la iglesia donde desean casarse o la capacidad de un salón de recepción que deseen en particular.

Si ya realizadas ambas listas, su lista A es de un tamaño superior al que tienen presupuestado, tal vez se vean en la no muy agradable tarea de decidir quién no será invitado. Entre las alternativas que tienen para reducir la lista están: No invitar gente con quien alguno de los novios no se sienta a gusto, como ex novios o ex novias. Enviar invitaciones para una sola persona a aquellos invitados que no estén comprometidos, no estén casados o no lleven mucho tiempo con su pareja. No invitar compañeros de trabajo. No invitar personas con las cuales no mantienen contacto hace bastante tiempo. Invitar solo a los tíos y no a los primos si la familia es muy grande y explicarles la situación. No invitar gente que pueda ocasionar algún problema como exceso de licor o mal comportamiento. Y por último está tomar la decisión de no invitar menores de edad o al menos niños menores de cierta edad. Si alguien se siente ofendido no hay más opción que explicarles la dificultad que con dos familias se da de invitar a todos los que ustedes hubiesen deseado.

Si ya pasaste por esta decisión y tienes ideas que puedan ser útiles para otras novias por favor déjanos tu comentario.

(0)

Anticipacion para comprar tu Vestido de NoviaCada mujer es diferente por lo que debes tener presente que tu Vestido de Novia representará tu personalidad y estilo. Revisa tu presupuesto y las opciones disponibles; decide si lo vas a comprar en una tienda de vestidos de novia, a alquilar, a mandar hacer donde una modista, a comprar por internet o a usar el de algún pariente. En todos los casos el vestido va a necesitar acoplarse a ti.

Para cualquiera de las opciones anteriores debes hacerlo por lo menos 6 meses antes. Por lo general, las novias cambian de peso durante el tiempo del compromiso; ya sea por decisión de estar más delgadas para el gran día o por el estrés de planear tu matrimonio.

Debes estar muy segura de lo que quieres, ya que luego de que lo adquieras solo podrás hacerle arreglos y ajustes, no tendrás la posibilidad de cambiar su diseño. Mira algunas ideas en nuestra Galería de Vestidos de Novia, así te podrás enamorar de alguno y tendrás una idea de cómo te quieres ver el día de tu boda.

Si decides comprar tu vestido de novia, revisa qué tiendas en tu ciudad te pueden prestar este servicio; luego date una vuelta por los almacenes, ve acompañada de alguna persona de confianza con la que sientas afinidad, ya que querrás que te den su mejor consejo, pero sin salirte de lo que anhelas para este día importante. Si la opción que se acomoda más a tus preferencias y presupuesto es alquilar un vestido de novia, te aconsejamos que escojas algunas tiendas de alquiler antes de tomar la decisión y que vayas con alguna idea sobre lo que quieres conseguir.

Muchas novias ya saben qué quieren y en su presupuesto está destinado un rubro, que les permite contratar a un diseñador o modisto, para que les haga el vestido de sus sueños. Si eres una de ella debes tener en cuenta, que para no llevarte sorpresas, es mejor que conozcas el trabajo de esta persona, por lo que debes pedirle que te deje ver una muestra de sus diseños y así darte una idea de con qué materiales trabaja y qué tan bueno es en lo que hace.

Internet ahora permite hacer todo tipo de compras y muchas novias están familiarizadas con esto. Si elegiste comprar tu vestido por internet, tienes una ventaja y es el precio de los vestidos, ya que si es usado o de temporadas pasadas, su precio es muy bajo en comparación con los precios en tiendas y de diseñadores. Por otro lado ten e cuenta, cerciorarte de que es seguro el sitio de comprar, llama, verifica los precios y los tiempo de entrega, para que luego no te lleves sorpresas. Recuerda que las fotos muchas veces están retocadas o que las tallas son diferentes a las que manejan en tu país, por lo que tendrás que contratar a una persona que te haga los ajustes necesarios para que te veas reluciente el día de tu boda.

Si eres un poco más romántica y tradicional y quieres usar el vestido de novia de tu madre, por ejemplo, debes mandar a restaurarlo en un lugar dedicado a este tipo de arreglos, ya que con el paso del tiempo el color y la textura del vestido puede que no sean óptimos para usar esta prenda en el gran día. Destina los mismos 6 meses de anticipación para hacer esta restauración y en caso de necesitar algo más tengas el tiempo suficiente para que tu vestido sea tal cual tu lo quieres.

(0)

Pajecita y Pajecito de MatrimonioLos pajecitos de bodas deben tener una edad entre cuatro y siete años; niños menores a esta edad tienden a distraerse, confundirse o asustarse en ambientes extraños y concurridos. Cuando los niños son mayores, se ven físicamente muy grandes para esta labor, y ellos van a preferir participar de otro modo en la celebración de boda.

(0)

Quién paga el vestuario de los pajecitos de la bodaÉste es un tema que todas nos hemos preguntado alguna vez, ya que no tenemos claridad sobre quién debe asumir este costo en una boda. Lee también ¿Quién paga qué en un matrimonio?

Anteriormente se acostumbraba que los padres de la novia, fueran quienes pagaran los vestidos de los pajes, pero la forma en cómo se hacían las cosas han cambiado, sobretodo en el tema de quién paga qué de los gastos de la boda. No existe una regla que debas seguir, por eso antes de elegir a los niños que te acompañarán al altar, piensa en estas opciones, todo depende de tu presupuesto.

La primera opción es que los padres de los pequeños elegidos sean quienes paguen su vestido, recuerda preguntarles antes de contar con que ellos para que asuman este gasto. La segunda opción, es que ustedes como pareja paguen y elijan los vestidos de los pajecitos. Una tercera opción más cómoda para los novios, es que si los padres de alguno van a pagar la boda, puedes agregar a la lista de gastos el vestuario de los pajecitos.

(0)

Responsabilidades de la Madrina de MatrimonioLa función de la madrina es asistir y estar pendiente de la novia durante todo el proceso, desde la planeación hasta el día de la boda. Entre sus funciones está ayudar con la selección del vestido y el atuendo de novia, ayudar con la entrega de las invitaciones, ser la mano derecha de la novia en la fiesta de compromiso, la entrega de regalos, la ceremonia y la recepción. Es común que ofrezca un shower para la novia y es quien se encarga de organizar la despedida de soltera.

(0)

El padrino en general es un soporte para el novio durante todo el proceso de preparación, adquiriendo mayor importancia el día de la ceremonia donde se debe encargar de los pormenores o inconvenientes que el novio pueda pesentar, y así asegurar que siempre esté a tiempo. Debe estar pendiente de todos los asuntos del novio como los anillos, el certifiado de matrimonio, el oficiante y la preparación del novio previo a la ceremonia; y en general cualquier detalle que permita alivianar la carga de la pareja y el novio en particular. Es quien firma la licencia de matrimonio en calidad de testigo, si existe corte garantiza que los patronos de honor conozcan sus funciones, ofrece el primer brindis de introducción de la pareja como casados y participa en el baile con la novia y el resto de la corte.

(0)