Cásate en tu Luna de Miel

Un matrimonio siempre es un motivo para reunir a los amigos y a la familia, una ocasión maravillosa que nos llena de alegría de volver a ver tíos con los que no teníamos contacto hace bastante tiempo, los primos con los que crecimos, los amigos que se alejan pero que llevamos en el corazón, y aún más especial si nos sirve para reunirnos con hermanos o padres que viven lejos de nosotros.

Pero por qué hacer esto una ocasión de un día si podemos compartir con ellos nuestra alegría por todo un fin de semana. Las Bodas de Destino son la excusa ideal para lograr este objetivo, les da la oportunidad a los novios de compartir con su familia y amigos durante todo el proceso de organización del matrimonio.

También existen otras razones para elegir una Boda de Destino, y una de ellas es precisamente todo lo contrario a reunirse con amigos y familia. No todas las parejas tienen esta idea en su cabeza y desean huir lejos de todos y casarse en la intimidad, y que mejor lugar que un sitio especial para la pareja o un sitio paradisiaco que brinden los mejores recuerdos a esa unión.

Boda en la Playa o en Paris

Imagen Izquierda: A Brit & A Blonde – Imagen Derecha: Wisner Photo

Aunque en principio la logística de organizar una Boda de Destino parece más compleja que una en nuestra ciudad, la realidad es que estas ofrecen grandes ventajas, entre ellas económicas.

La boda puede convertirse en un evento para solo los novios, o para un puñado selecto de familiares y amigos, ahorrando el stress de organizar una boda para las 300 personas que desean nuestros padres si nuestras familias son muy numerosas. La idea es que tanto tú como todos los invitados se sientan en modo vacaciones, y disfruten del grado de complejidad que tu desees, desde lo más sencillo como una ceremonia organizada en la playa, hasta una hermosa ceremonia en la catedral de una bella ciudad.

Boda en la Playa

Fotografía Chrisman Studios/

Si deseas casarte en una fecha especifica pero el clima, como el invierno o la lluvia no ayudan a que tengas la boda que deseas, irte a otro sitio puede ser la excusa perfecta. Puedes pensar en casarte en una hermosa playa, tal vez de una hermosa isla; puedes casarte en un viaje en un crucero, en una finca de tierra caliente, en un castillo, en una hacienda o ciudad colonial, o en un casino de Las Vegas. Tu imaginación y tu osadía son el limite.

Boda en un Destino Exotico

Fotografía Heidi Ryder Photography

Si tu Boda de Destino por el contrario va a tener un número considerable de invitados, respáldate siempre por un organizador; puede ser del hotel o lugar donde vas a realizar tu boda, o bien una persona externa que te ayude con la lógistica de coordinar pasajes y llegadas de los invitados, hospedaje de estos, y si es necesario sus desplazamiento; al igual que con la contratación de los diferentes proveedores que vas a necesitar en tu evento y permita que tu también te puedas relajar en tu matrimonio.

Inspírate y toma más ideas para una Boda de Destino en nuestra Galería de Boda de Playa.

Vistas: (25)