Hazlo tu misma: Centros de mesa para tu boda

Una boda es una celebración muy costosa y que tiene muchos detalles. Algunas novias no tienen tiempo disponible para encargarse ellas mismas de cada detalle de su boda (Lee también ¿Debo contratar un planeador de bodas?), VíaBoda siempre está pensando en ayudarte a hacer de tu boda un cuento de hadas, por eso quisimos mostrarte algunas ideas geniales para que tu misma hagas los centros de mesa para decorar la recepción de tu boda y con poco presupuesto.

Decorar con dulces no es solo para las fiestas infantiles, de hecho ahora está de moda usarlos en las bodas, ya que le dan un toque colorido y divertido a la decoración. Además de que los puedes conseguir a bajo costo, tienes la ventaja de poder elegir los colores, sabores y formas, según tu gusto personal o el esquema de colores de tu boda.

De izquierda a derecha: Michelle March Photography – Design Remont

Aparte de los dulces de tu preferencia solo necesitas frascos (calcula que sea por lo menos uno por mesa) pueden ser iguales o de diferentes formas y tamaños, eso lo dejamos a tu gusto. Si conseguiste frascos muy grandes, pero pocos dulces, lo que puedes hacer es poner un rollo de cartón para que rellene el centro y luego distribuye los dulces al rededor del rollo. Lo mejor es que les quites las envolturas para que resalten los colores vivos de los caramelos, gomitas y chicles.

Con dulces también puedes hacer un topiario de bombones, a estos lo mejor es que les dejes la envoltura, pero intenta conseguir unos con un empaque lindo. Algo que puedes hacer, si tienes tiempo es quitarle el plástico a todos y luego reempacarlos con un papel del color que elegiste para la decoración de tu boda y ponerle los nombres de la pareja con la fecha del matrimonio.

De izquierda a derecha: Nicole Hill – Hollywood Candy Girls

Las frutas son deliciosas, coloridas y fáciles de usar; además muchas son de bajo costo. Son una excelente opción cuando quieres ahorrar en tus centros de mesa y además puedes utilizarlas de diferentes formas. Una opción es ponerlas en un frasco como si fueran encurtidos.

Una idea muy creativa es tomar una fruta grande, puede ser una piña o una sandia para que sea la base de un arreglo con flores o más frutas pequeñas como fresas o frambuesas o trozos que puedas pinchar con palillos.

De izquierda a derecha: Margaret Palmer – The Monied

Una forma más simple es hacer fruteros tradicionales, pero siempre confía en tu creatividad, así que ponle algo diferente, puedes elegir frutas de formas poco usuales como carambolos (tamarindo chino) o si elegiste un color como el amarillo, rojo, azul, verde pon una combinación de frutas de estos tonos jugando con formas y tonos.

De izquierda y derecha: Love Wedd – Traci Klegstad Fosa

No creas que los vegetales solo sirven para atormentar a los niños y cuidar la salud, también son una excelente forma de poner en marcha tu creatividad, al igual que las frutas tienen la ventaja de tener colores brillantes y tamaños variados. Los puedes acompañar de flores y frutas que combinen o contrasten con el color del vegetal. Una verdura genial para hacer un centro de mesa es el calabacín ya que es grande y por su forma alargada puede servir de florero.

De izquierda a derecha: Green Wedding – BHG

Las coles son divinas por su forma y color, las puedes poner en el centro y con otras verduras coloridas o con flores completar tu centro de mesa.

Una idea más es poner una vela gruesa y poner al rededor de ella algunos espárragos o zanahorias como si fueran una cobertura, por último amárralo con una cinta para que no se suelten.

De izquierda y derecha: BHG – Project Wedding

Las plantas son muy versátiles y te dan la ventaja de elegir la clase que quieras y decorar solo la maceta. Puedes decorarlas como prefieras y de acuerdo con el estilo de la boda, además de ponerle detalles como las iniciales del nombre de la pareja.

Cualquier material te sirve para decorar tus materitas: encaje, lana, tiza, marcadores… Son mil las posibilidades y no tienes que ser una experta en decoración para inspirarte y plasmar todo tu amor en tus centros de mesa.

De izquierda a derecha: Wedding Bee – Katie Robertson Photography

Usa un poco de papel y elige una forma. Eso es todo lo que tienes que hacer para hacer un centro de mesa de origami, si lo que quieres es sorprender a tus invitados elige este estilo. Es muy fácil de hacer y existen muchos tutoriales con los que puedes aprender hacer diferentes figuras dependiendo de lo que quieras resaltar, además este diseño te da la posibilidad de elegir papel de cualquier color, textura y estampado.

Las formas en 3D se ven geniales en los centros de mesa y además puedes usar una por mesa, ya que si eliges una forma más sencillas tendrás que hacer más simulando un ramo para que no se vea solitaria y sin vida.

De izquierda a derecha: Lauren Fair Photography – Rock and Roll Bride

Hazlo tu misma.

Ahórrate una buena cantidad de dinero y pon manos a la obra. Como te diste cuenta es muy fácil lograr grandes y hermosas cosas con poco dinero. Además cuando tus invitados te feliciten por tus centros de mesa, podrás decir con orgullo ¡¡Los hice yo!!

Vistas: (23)