Cual es la duracion del compromiso matrimonialDeterminar cuanto debe durar el compromiso depende enteramente de los novios… Puede ser un mes o un año, lo importante es que tú y tu novio estén felices con la situación.

Algunas parejas deciden esperar más que otras debido a asuntos personales, compromisos laborales, viajes pendientes o temas financieros que necesitan solución previa al matrimonio. El estilo de tu boda también influirá a la hora de establecer una fecha para el matrimonio. Una boda más formal, con una gran fiesta y una gran lista de invitados toma más tiempo en planificar y organizar.

El tipo de celebración que desees es otro factor a considerar, ya que muchas religiones requieren una orientación prematrimonial que puede extender el período de espera de la boda. Existen otros factores como las disponibilidades del salón de recepciones, el servicio de comida o el entretenimiento que deseen contratar. Algunas parejas escogen fechas especiales o significativas para contraer matrimonio, por lo que acomodan sus planes hacía ese día en especial.

(0)

A quien contar primero de tu compromisoLas primeros que deben enterarse sobre tu compromiso son tus padres y los de tu novio; ningún padre desea enterarse de una decisión tan importante en la vida de sus hijos a través de terceras personas.

En algunos países es importante pedir la mano de la novia, lo cual es similar a un anuncio pero con un carácter mas formal, que por lo general debe ser una situación sencilla si tus padres han venido conociendo a tu novio previamente y se ha construido entre ellos una relación de familiaridad.

En caso de que alguno de los padres nunca halla conocido a alguno de los prometidos, lo ideal es organizar una reunión donde se conozcan y se genere una situación de confianza para que ustedes puedan comunicarles acerca de su decisión. Si no es posible por razones practicas organizar una reunión, es conveniente al menos presentarse por medio de una llamada telefónica o una videoconferencia; y sería de gran aprecio que posteriormente los padres escribiesen un mensaje o carta donde le den al novio o la novia la bienvenida a la familia.

(0)

Contarle a tu Ex de tu compromisoEl único caso en el que debes salir a contarle a tu Ex sobre tu compromiso es cuando tienes hijos con él, puesto que tu matrimonio tendrá un gran impacto en su vida y la de tus hijos.

Si no tienes hijos con tu Ex, pero tienes una relación amistosa con él y se encuentran o charlan eventualmente, estaría bien informarle la buena nueva. Pero si es alguien a quien no ves más y realmente no te importa, no es necesario buscarlo sólo para anunciarle (o restregarle) la feliz noticia.

(0)

Es necesario tener anillo de compromisoEl anillo de compromiso hace parte de la tradición del matrimonio, y la importancia de poseerlo o no, debería depender de la novia y no del novio quien es quien finalmente debe ofrecerlo. Si esta pregunta proviniera del novio la respuesta sería Sí, el pedir la mano de la mujer amada hace parte de la ilusión de la mayoría de las mujeres y lo ideal sería tratar de satistaferla. Ahora, si definitivamente no está dentro de sus posibilidades económicas lo ideal es que exista la confianza de tener esta conversación con su pareja para tantear la situación y muy seguramente se llevaría una sorpresa.

Es claro que una mujer no renunciaría al amor de su pareja por un anillo, pero tampoco negaría que la haría muy feliz el recibirlo, sin que esto la convierta en una mujer materialista. Un anillo de compromiso es un regalo espectacular para una novia, y posee una bonita simbología como promesa de amor del novio a la novia, a la vez de ser una sensacional forma de transmitir la buena nueva del compromiso al resto del mundo.

Si el anillo de compromiso hace parte de esa ilusión, es importante para ti y crees que tu novio está preparado para dar ese siguiente paso; no dudes en enviarle señales que le indiquen tus deseos.

Sin embargo, hoy día algunas parejas tienen dinámicas salidas de las costumbres y tradiciones de nuestros padres, y que en ocasiones manejan economías conjuntas incluso antes de casarse, haciendo que estos temas sean definitivamente un asunto de pareja que pueden concluir en cuál es la mejor forma de aprovechar los recursos.

Para ideas fabulosas e inspiración adicional, visita nuestra Galería de Anillos de Compromiso.

(0)

Anillo de Compromiso con DiamantesEl anillo de compromiso es comprado por el novio, ya que no solo es un regalo que el novio le hace a la novia sino que posee una gran simbología: representa una promesa de amor. Tradicionalmente tiene un diamante que simboliza el compromiso, la fortaleza, el poder y la pureza del amor de la pareja. El novio al ofrecerlo y ser aceptado, lo pone en el dedo anular izquierdo de la novia de donde sale una vena que va directamente al corazón.

(0)

Fiesta de Compromiso o Entrega de RegalosEn ciertos países es tradición, aunque no bastante común en Latinoamérica, por lo que no debe ser obligatorio.

Algunas parejas deciden realizarla porque ven en ella una oportunidad de hacer del compromiso una celebración. Es una ocasión ideal para que las familias conozcan al respectivo novio o novia, o para que las familias se conozcan entre sí. Otra alternativa es una reunión de entrega de regalos; debes considerar las costumbres de cada país y el presupuesto a la hora de organizar un evento de estos.

(0)

Quien paga la fiesta de compromisoSi decidiste tener una fiesta  de compromiso, probablemente es porque tus padres desean que la familia conozca a tu novio; este es el caso más tradicional y en el cual tu familia debe pagar por la reunión.

Hoy en día es común que las parejas provengan de diferentes sitios, y es posible que el motivo de la reunión sea por el caso contrario, es decir que los padres de tu novio desean que su familia te conozca, por lo que ellos pagarían el evento. Algunas veces puede ser que tú y tu novio paguen para realizar una reunión en la que ambas familias se conozcan entre sí.

En países donde es más común la entrega de regalos, los gastos del evento van por cuenta de la familia de la novia.

(0)

Presupuesto de MatrimonioTradicionalmente, la costumbre es que los padres de la novia son quienes pagan la mayoría de los gastos de la boda. Sin embargo, hoy en día estas costumbres se han vuelto más flexibles, dado el caso en que los padres de la novia no estén en capacidad suficiente de pagar una celebración demasiado grande; situación en la que los gastos se pueden dividir entre los padres de ambos.

Otra escenario se da cuando la novia, o en general los novios, no son muy jóvenes y son financieramente autosuficientes; en este caso se espera que ellos corran con la mayoría de los gastos. De hecho muchas parejas pagan la totalidad de la celebración por ellos mismos. En algunos casos se da una combinación de aportes, e incluso a veces familiares de la pareja contribuyen con algunos aportes.

Por lo general hoy en día la decisión de la forma en que se deben distribuir los gastos del matrimonio es un consenso al cual se llega como pareja, y pueden estar determinados por el tamaño de la reunión y la situación económica de las partes. Es importante que este punto sea uno de los primeros a discutir para evitar malentendidos o inconvenientes durante la planificación del matrimonio.

Las forma tradicional de quién debe pagar cada cosa en el matrimonio es un buen referente y punto de partida para discutir sobre la distribución de los gastos. Por lo cual acá te la describimos.

La novia y los padres de la novia:

Las invitaciones, participaciones y notas de agradecimiento. Una reunión con las madrinas y detalles para ellas.  La fiesta de compromiso. La entrega de regalos. El último shower que ofrece la mamá de la novia. El vestido de la novia y los accesorios. El bouquet y los vestidos de las damas de honor y los pajecitos. El peinado, maquillaje, baño de luna o cualquier otro tratamiento de belleza para la novia.  Todos los costos de la recepción como comida, bebidas, ponque, decoración, flores, música y entretenimiento. Las fotografías y vídeos de la ceremonia. Los recordatorios. Los trajes de etiqueta de los padres de la novia.

El novio y los padres del novio:

El anillo de compromiso y las argollas de matrimonio. La ceremonia incluidos el alquiler de la iglesia, el oficiante, la decoración de la iglesia y músicos durante la ceremonia. El registro civil de matrimonio. El atuendo del novio. La serenata de la entrega de regalos. El primer shower que ofrece la mamá del novio. El transporte de la novia (Carruaje, limosina, etc.). El bouquet de la novia. Los trajes de etiqueta de los padres del novio. Bouttoniers para los padrinos. La noche de bodas. La luna de miel.

Adicionalmente las madrinas y padrinos pagan por las respectivas despedidas de soltero.

(0)

Fecha ideal para tu bodaLas consideraciones que las parejas deben tener para definir la mejor fecha de matrimonio son varias. El primer aspecto en el cual una pareja piensa es en darse un tiempo prudencial para organizar un matrimonio buscando que coincida con diferentes aspectos de sus vidas en particular.

Entre estos aspectos esta por ejemplo que la fecha coincida con un día importante de sus vidas, como una fecha de aniversario o algo similar. También es importante tener en cuenta las disponibilidades de tiempo que los novios puedan tener por asuntos laborales o por estudio, ya que algunos buscan aprovechar las vacaciones como un momento ideal; es posible que se tenga programada una cirugía o se estén realizando un procedimiento que se le quiera dar espera, como un tratamiento dental o algo por el estilo; puede ser la enfermedad de un familiar o la disponibilidad en general de un tercero quien sea importante que este en el matrimonio como los padres, amigos u otra familia; y en general cualquier situación personal que deba ser tomada en cuenta para definir la fecha.

Muchas parejas tienen algunas ideas más claras de su matrimonio incluso que su propia fecha, como el lugar o la iglesia donde se desean casar, o el sitio donde desean realizar la recepción. Si esto es así, es importante tenerlos en consideración ya que algunas veces la iglesia o el salón de recepciones no tienen la disponibilidad, por lo que se pueden enfrentar a la decisión de cambiar su fecha de matrimonio o de lugar para realizarlo.

En algunos casos el clima y las estaciones pueden ser importantes a tener en consideración al escoger una fecha, si desean casarse al aire libre una época de lluvias puede no ser la más ideal, al igual que puedan desear evadir una temporada de invierno dependiendo el lugar donde van a realizar su matrimonio, a menos que efectivamente esa temporada sea la que estén buscando. Unas consideraciones similares a las anteriores se pueden tener al pensar en el sitio de la luna de miel, más aún si esta es inmediatamente seguida del matrimonio, ya que la mayoría de parejas desean encontrarse con climas cálidos al momento de viajar.

(0)

Lista de Invitados al MatrimonioRealizar la lista de invitados puede ser una tarea agradable o convertirse en la peor de todas las que realices para organizar tu matrimonio. Te enfrentarás a la decisión de cuántas personas debas invitar, cuántas de tu parte, cuántas de parte del novio, cuántas de parte de los padres de los dos, cuántos familiares, cuántos amigos, cuántos compañeros de trabajo, y otros cuántos más que por lo general son muchos cuantos a la hora de ajustar tu presupuesto, haciendo que la tarea se convierta en decidir a quiénes no vas a invitar.

Acá te damos consejos de cómo hacer tu lista de invitados y algunos consejos y consideraciones al momento en que tú y tu pareja se sienten a realizarla.

Probablemente a esta instancia ya tienen definido una primera idea del tipo de la boda que desean, si es una con muchos invitados, o si es una íntima solo con personas cercanas.

Un primer buen consejo es realizar dos listas de invitados, una denominada lista A y una segunda denominada lista B. En la primera lista, la A, podrás poner a todas aquellas personas que consideras indispensables que estén junto a ti y a tu novio el día de la boda y a aquellas personas a quienes no puedes dejar de invitar; empieza por tus padres y los padres de tu novio, tus hermanos y hermanas así como los de tu novio, los padrinos y finalmente la gente más cercana. En la lista B puedes poner todas aquellas personas que desearían estén con ustedes el día de su matrimonio pero que por diferentes razones como presupuesto o tamaño de la fiesta, podrían decidir no invitar.

Las personas que marcaste en la lista B podrían pasar a la lista A por algún ahorro en tu planeación que te permita invitar más personas, o por una contribución adicional o decisión del aumento en el presupuesto de tu boda. Por lo general y dependiendo el tamaño de la lista, no toda las personas que invites estarán en capacidad de acompañarte, tal vez solo de un 80% a 90% de los invitados aceptará la invitación, por lo que a la medida que alguien te diga que no asistirá podrás ir sustituyéndolos por personas de la lista B, o desde un inicio aumentar tu lista de un 10% a 20% teniendo esto en consideración.

Deben hallar una solución para dividirse el número de invitados que cada novio y los padres de cada uno tienen para invitar. El peso en la decisión de quienes deben ser invitados a la fiesta está relacionada con quienes están aportando para su realización, en medida que tus padres estén aportando más recursos de igual manera tendrán más derecho a sugerir personas para la lista de invitados. Pídanles a cada uno de sus padres que les den una lista de personas de quienes ellos desean invitar de acuerdo al tope que establecieron.

Las consideraciones para elegir al resto de los invitados están relacionadas con el tipo de fiesta que eligieron, si íntima o de gran tamaño; con el presupuesto con el que cuentan; con el tamaño de sus familias; y con algunos aspectos logísticos como por ejemplo el tamaño de la iglesia donde desean casarse o la capacidad de un salón de recepción que deseen en particular.

Si ya realizadas ambas listas, su lista A es de un tamaño superior al que tienen presupuestado, tal vez se vean en la no muy agradable tarea de decidir quién no será invitado. Entre las alternativas que tienen para reducir la lista están: No invitar gente con quien alguno de los novios no se sienta a gusto, como ex novios o ex novias. Enviar invitaciones para una sola persona a aquellos invitados que no estén comprometidos, no estén casados o no lleven mucho tiempo con su pareja. No invitar compañeros de trabajo. No invitar personas con las cuales no mantienen contacto hace bastante tiempo. Invitar solo a los tíos y no a los primos si la familia es muy grande y explicarles la situación. No invitar gente que pueda ocasionar algún problema como exceso de licor o mal comportamiento. Y por último está tomar la decisión de no invitar menores de edad o al menos niños menores de cierta edad. Si alguien se siente ofendido no hay más opción que explicarles la dificultad que con dos familias se da de invitar a todos los que ustedes hubiesen deseado.

Si ya pasaste por esta decisión y tienes ideas que puedan ser útiles para otras novias por favor déjanos tu comentario.

(0)